Hace ya tres meses de la cumbre mundial del cambio climático, donde pudimos observar un claro ataque hacia el sector primario, emisiones de gases de efecto invernadero de nuestros animales de renta, procesos de producción cada vez mas contaminantes. Lo que si tenemos claro desde UGAVAN es que todo ha sido una burda mentira, controlada por Lobbies que manejan los mercados de los productos veganos y ahora, de esta carne sintética que ocupa los best sellers de Wall street, fondos de inversión potentes que pretenden cambiar los hábitos de alimentación del mundo obviando todo principio de competencia leal de mercado. Si, estamos ante un nuevo mercado, el del poder. Este poder que con una capacidad económica abismal es capaz de convertir sutiles mensajes científicos en autenticas bombas mediáticas. Esta demostrado, y no lo dice el que suscribe, que la proteína animal es muy necesaria para el desarrollo de la vida, indispensable para el crecimiento en edades tempranas, necesaria para un buen desarrollo del feto en fase preparto, que la carne es una fuente excelente de Vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales para el desarrollo, crecimiento y una dieta equilibrada, es, sin duda alguna, la fuente de aporte de hierro mas importante de nuestra dieta.

Este nuestro sector primario, es uno de los sectores mas potentes a nivel nacional, de el dependen infinidad de familias y estructuras rurales en su totalidad.

Nosotros desde UGAVAN, en representación de los ganaderos de vacuno en extensivo, que vivimos de producir alimento y vida saludable y con un medio de producción, el extensivo, que garantiza una producción mediante pastoreo y en total libertad en grandes terrenos podemos afirmar que la huella de carbono de nuestros animales no puede medirse con un calibre idéntico al de otros países, gran parte de las emisiones de nuestro ganado, queda en el terreno y ayuda tanto a aumentar la biodiversidad de recursos vegetales como a prevenir incendios, sin la actividad de pastoreo de muchas de nuestras especies de renta, seria harto difícil proteger nuestros montes. Este sector primario nuestro, tan atacado y que tanto ha llenado la boca a nuestros políticos con la “España vaciada”, es hoy en día del que todo el mundo se acuerda, el que llena nuestras despensas, el que no puede hacer suyo el hastag #yomequedoencasa  porque ahora mas que nunca, tenemos que seguir alimentando a esta España en crisis  sanitaria.

Es curioso como esta sociedad, a veces,  necesita sufrir estas catástrofes para darse cuenta de las cosas, resulta que estos días a consecuencia de esta terrible pandemia que asola el mundo entero, con todo el planeta pendiente de esta crisis del coronavirus, hemos podido constatar en diferentes informes la reducción drástica que han tenido las emisiones desde que gran parte del mundo estando confinado en casa. Nosotros los ganaderos no podemos confinarnos, nuestras vacas tampoco. Tenemos que seguir alimentando al mundo, trabajando y luchando por nuestro sector, peleando por el mundo rural, por la España vaciada que tanto se habla en periodo electoral. Las vacas no contaminan, crean vida, generan recursos y protegen el medio ambiente como ningún otro sector. Es tiempo de cambiar mentalidades, contrastar falsas informaciones y concienciar a la sociedad de que lo que produce el campo es lo mejor que se puede consumir en una dieta saludable. Por ti, por nuestros ganaderos y por un mundo mejor.